Puedes buscar aquí mas rapido

Abejas (2) Acelga (3) adolescente (8) Agosto (1) Agua (2) Aire Libre (3) Albahaca (5) almas (2) Alto Hospicio. (1) Amigos (11) Amor (49) Ancianos (2) Apio (1) Árbol (4) Aros (4) Arpillera (1) Atrapasueños (1) Aves (2) Bisutería (4) Blog (3) Blogueras (6) Bolsas (1) Botones (2) Cabello (1) Cahuil (2) Canto (1) Cartagena (3) Ciclo (4) Cielo (1) Cilantro (5) cine (3) Circo Social (3) Colores (10) Comida (2) Compartir (14) Critica Social (28) Cumpleaños (3) Decorativo (1) Decupage (3) Drama (4) Enfermedad (2) Entrada (1) Escribidor. (1) Escuela (1) Esfuerzo (3) Farmacias (1) Feria de las Pulgas (1) Fiesta (1) Filigrama (1) Flores (7) Forestales (1) Gratiferia (3) Hermana (3) Hermanos (3) Hierbas (5) Hijos (24) Historias (16) Huerto (23) Imagen (1) Invierno (9) Iquique (1) Jardín (1) Jóvenes (1) Juventud (1) kinder (1) La Bicicleta y yo (8) La Serena (2) Lanas (6) Libertad (4) Limón (1) LLantén (1) Los Andes (1) Mamá (5) Mandalas (23) Manualidades (15) Mapuche (3) mar playa (2) maternidad (1) Mayo (1) Medio Ambiente (18) Melodía (1) Mendoza (2) Menta (4) Mujeres (27) Musica (24) Naturaleza (1) NIños (9) Noviembre (1) Organizar (2) Otoño (6) Padres (5) País (26) Palta (1) Participación (1) parto (1) Pasacalles (1) Película (8) Perseverancia (7) Pichidangui (2) Plantas Medicinales (7) Playa (4) Plaza (3) Poesia (11) poeta (7) postparto (1) Prejuicios (5) Primavera (4) PrimerAño (1) Pueblo (3) Receta (1) Recetas (2) Reciclaje (7) Regalo (2) Reutilizar (8) Ruda (1) Sal (1) Salud (3) Santiago (4) Septiembre (2) Solidaridad (1) Sueños (4) Taller (7) Tejido (13) Telar (5) tiempo libre (3) Trabajo (4) Vacaciones (13) Valiente (2) Valparaiso (1) Vellón (7) Verano (8) Viaje (7) Vida (2) volar (3)

viernes, 14 de febrero de 2014

La pregunta #PabloNeruda






La Pregunta  Pablo Neruda de su libro "Los versos del Capitán"



Amor mío,
compréndeme,
te quiero toda,
de ojos a pies, a uñas,
por dentro,
toda la claridad, la que guardabas.


Soy yo, amor mío,
quien golpea tu puerta.
No es el fantasma, no es
el que antes se detuvo
en tu ventana.

Yo echo la puerta abajo:
yo entro en toda tu vida:
vengo a vivir en tu alma:
tú no puedes conmigo.

Tienes que abrir puerta a puerta,
tienes que obedecerme,
tienes que abrir los ojos
para que busque en ellos,
tienes que ver cómo ando
con pasos pesados
por todos los caminos
que, ciegos, me esperaban.

No me temas,
soy tuyo,
pero
no soy el pasajero ni el mendigo,





soy tu dueño,
el que tú esperabas,
y ahora entro
en tu vida,
para no salir más,
amor, amor, amor,
para quedarme.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...