Puedes buscar aquí mas rapido

Abejas (2) Acelga (3) adolescente (8) Agosto (1) Agua (2) Aire Libre (3) Albahaca (5) almas (2) Alto Hospicio. (1) Amigos (11) Amor (49) Ancianos (2) Apio (1) Árbol (4) Aros (4) Arpillera (1) Atrapasueños (1) Aves (2) Bisutería (4) Blog (3) Blogueras (6) Bolsas (1) Botones (2) Cabello (1) Cahuil (2) Canto (1) Cartagena (3) Ciclo (4) Cielo (1) Cilantro (5) cine (3) Circo Social (3) Colores (10) Comida (2) Compartir (14) Critica Social (28) Cumpleaños (3) Decorativo (1) Decupage (3) Drama (4) Enfermedad (2) Entrada (1) Escribidor. (1) Escuela (1) Esfuerzo (3) Farmacias (1) Feria de las Pulgas (1) Fiesta (1) Filigrama (1) Flores (7) Forestales (1) Gratiferia (3) Hermana (3) Hermanos (3) Hierbas (5) Hijos (24) Historias (16) Huerto (23) Imagen (1) Invierno (9) Iquique (1) Jardín (1) Jóvenes (1) Juventud (1) kinder (1) La Bicicleta y yo (8) La Serena (2) Lanas (6) Libertad (4) Limón (1) LLantén (1) Los Andes (1) Mamá (5) Mandalas (23) Manualidades (15) Mapuche (3) mar playa (2) maternidad (1) Mayo (1) Medio Ambiente (18) Melodía (1) Mendoza (2) Menta (4) Mujeres (27) Musica (24) Naturaleza (1) NIños (9) Noviembre (1) Organizar (2) Otoño (6) Padres (5) País (26) Palta (1) Participación (1) parto (1) Pasacalles (1) Película (8) Perseverancia (7) Pichidangui (2) Plantas Medicinales (7) Playa (4) Plaza (3) Poesia (11) poeta (7) postparto (1) Prejuicios (5) Primavera (4) PrimerAño (1) Pueblo (3) Receta (1) Recetas (2) Reciclaje (7) Regalo (2) Reutilizar (8) Ruda (1) Sal (1) Salud (3) Santiago (4) Septiembre (2) Solidaridad (1) Sueños (4) Taller (7) Tejido (13) Telar (5) tiempo libre (3) Trabajo (4) Vacaciones (13) Valiente (2) Valparaiso (1) Vellón (7) Verano (8) Viaje (7) Vida (2) volar (3)

jueves, 13 de febrero de 2014

Cruce de Palabras









Caminaba cabizbaja camino al trabajo, no había sido una buena mañana, aunque iba con la esperanza que en algún momento del día cambiara, pasó a comprar un café para que la cafeína hiciera su efecto y la somnolencia se fuera de su cuerpo, cruza la calle y de sopetón
se encuentra con él.    Vestía de traje y llevaba un diario en su mano, él le dice:

-          Buenos días, no te preocupes yo ya desayune…
-          Ella…(levanta la vista) …le sonríe a su exclamación…
-          El  dice que linda sonrisa…me has alegrado la mañana, ya no necesito comer nada más durante el día.


Ella continua su camino, fue eso… un cruce de palabras, pero a ella también le cambio el día,  aquel anciano con sus ropas ajadas y el diario de varios días, no necesitaba nada mas, disfrutaba de lo que 
tenía… en esos momentos, vida, palabras, ganas de leer y la sombra de una gran palmera.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...