Puedes buscar aquí mas rapido

Abejas (2) Acelga (3) adolescente (6) Agosto (1) Agua (2) Aire Libre (3) Albahaca (5) almas (2) Alto Hospicio. (1) Amigos (11) Amor (48) Ancianos (2) Apio (1) Árbol (4) Aros (4) Arpillera (1) Atrapasueños (1) Aves (2) Bisutería (4) Blog (3) Blogueras (6) Bolsas (1) Botones (2) Cabello (1) Cahuil (2) Canto (1) Cartagena (3) Ciclo (4) Cielo (1) Cilantro (5) cine (3) Circo Social (3) Colores (10) Comida (2) Compartir (14) Critica Social (28) Cumpleaños (3) Decorativo (1) Decupage (3) Drama (3) Enfermedad (2) Entrada (1) Escribidor. (1) Escuela (1) Esfuerzo (3) Farmacias (1) Feria de las Pulgas (1) Fiesta (1) Filigrama (1) Flores (7) Forestales (1) Gratiferia (3) Hermana (3) Hermanos (3) Hierbas (5) Hijos (21) Historias (16) Huerto (23) Imagen (1) Invierno (9) Iquique (1) Jardín (1) kinder (1) La Bicicleta y yo (8) La Serena (2) Lanas (6) Libertad (4) Limón (1) LLantén (1) Los Andes (1) Mamá (5) Mandalas (23) Manualidades (15) Mapuche (3) mar playa (2) maternidad (1) Mayo (1) Medio Ambiente (18) Melodía (1) Mendoza (2) Menta (4) Mujeres (27) Musica (24) Naturaleza (1) NIños (9) Organizar (2) Otoño (6) Padres (3) País (26) Palta (1) Participación (1) parto (1) Pasacalles (1) Película (5) Perseverancia (6) Pichidangui (2) Plantas Medicinales (7) Playa (4) Plaza (3) Poesia (11) poeta (7) postparto (1) Prejuicios (5) Primavera (4) PrimerAño (1) Pueblo (3) Receta (1) Recetas (2) Reciclaje (7) Regalo (2) Reutilizar (8) Ruda (1) Sal (1) Salud (3) Santiago (4) Septiembre (2) Solidaridad (1) Sueños (3) Taller (7) Tejido (13) Telar (5) tiempo libre (3) Trabajo (4) Vacaciones (13) Valiente (2) Valparaiso (1) Vellón (7) Verano (8) Viaje (7) Vida (2) volar (3)

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Despierta: El consumo, te consume

Hoy leí unos artículos sobre como liberarse del consumismo, de dar respuesta a un post resulto que yo tenia una experiencia viva de cómo librase del famoso concepto.

Pues bien,  hasta hace  siete años, yo había caído en el remolino de las tarjetas de crédito y compraba aquí, compraba allá, sacaba dinero de esta tarjeta para pagar el mínimo de la otra y así sin fin, cuando me di cuenta que en realidad todo el dinero que lograba conseguir con mi trabajo, ferias libres y manualidades que hacia y vendía no lograba pagar las deudas y mas encima me quedaba muy poco dinero para terminar el mes, decidí no pagar mas, con eso llegaron las demandas judiciales, mis días sin dormir, y el tan temido Dicom, era parte de los deudores incobrables para las casas comerciales y una peste para el sistema.




Pero al cabo de un año había recobrado mi economía, me di cuenta que ganaba lo que necesitaba y con eso cambios sustanciales en ni vida como por ejemplo,  ahora no voy mucho al supermercado, encuentro que uno siempre sale con algo que no necesita o que nunca usara, voy a la vega central (estoy preparando un post sobre ese lugar) que me encanta así como también las ferias libres, cambia el mall por las ferias de las pulgas y hasta gratiferias.    Las generalmente son al aire libre, sin autos, sin estacionamientos y todo lo que conlleva esta  gran bestia de cemento.

He aprendido a reciclar y reutilizar las cosas, antes al tener el dinero ficticio que te dan las tarjetas, compraba todo lo que según yo necesitaba. Ha sido un gran cambio incluso hasta en mi casa como son tan pequeñas no hay espacio suficiente así que he dejado mi mal de Diógenes que todos llevamos dentro jajajaj!! Y participo en las Gratiferias de hecho tengo una mochila ya cargada para ir a alguna acá en Santiago, es un gran panorama de fin de semana.


Son tantos los cambios cuando dejas de depender del dinero para todo, he encontrado tanto voluntad en este camino, nuevo y que llego para quedarse.




Comparto esta experiencia con la convicción que si se puede!....... y que se es mas feliz con menos y no vivir preocupado de lo material sino de las personas.

  









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...