Puedes buscar aquí mas rapido

Abejas (2) Acelga (3) adolescente (6) Agosto (1) Agua (2) Aire Libre (3) Albahaca (5) almas (2) Alto Hospicio. (1) Amigos (11) Amor (48) Ancianos (2) Apio (1) Árbol (4) Aros (4) Arpillera (1) Atrapasueños (1) Aves (2) Bisutería (4) Blog (3) Blogueras (6) Bolsas (1) Botones (2) Cabello (1) Cahuil (2) Canto (1) Cartagena (3) Ciclo (4) Cielo (1) Cilantro (5) cine (3) Circo Social (3) Colores (10) Comida (2) Compartir (14) Critica Social (28) Cumpleaños (3) Decorativo (1) Decupage (3) Drama (3) Enfermedad (2) Entrada (1) Escribidor. (1) Escuela (1) Esfuerzo (3) Farmacias (1) Feria de las Pulgas (1) Fiesta (1) Filigrama (1) Flores (7) Forestales (1) Gratiferia (3) Hermana (3) Hermanos (3) Hierbas (5) Hijos (21) Historias (16) Huerto (23) Imagen (1) Invierno (9) Iquique (1) Jardín (1) kinder (1) La Bicicleta y yo (8) La Serena (2) Lanas (6) Libertad (4) Limón (1) LLantén (1) Los Andes (1) Mamá (5) Mandalas (23) Manualidades (15) Mapuche (3) mar playa (2) maternidad (1) Mayo (1) Medio Ambiente (18) Melodía (1) Mendoza (2) Menta (4) Mujeres (27) Musica (24) Naturaleza (1) NIños (9) Organizar (2) Otoño (6) Padres (3) País (26) Palta (1) Participación (1) parto (1) Pasacalles (1) Película (5) Perseverancia (6) Pichidangui (2) Plantas Medicinales (7) Playa (4) Plaza (3) Poesia (11) poeta (7) postparto (1) Prejuicios (5) Primavera (4) PrimerAño (1) Pueblo (3) Receta (1) Recetas (2) Reciclaje (7) Regalo (2) Reutilizar (8) Ruda (1) Sal (1) Salud (3) Santiago (4) Septiembre (2) Solidaridad (1) Sueños (3) Taller (7) Tejido (13) Telar (5) tiempo libre (3) Trabajo (4) Vacaciones (13) Valiente (2) Valparaiso (1) Vellón (7) Verano (8) Viaje (7) Vida (2) volar (3)

viernes, 31 de mayo de 2013

Volverás

Ya te fuiste, otra vez, 
no alcance a tomarte y volaste,
abriste tus velas y te echaste al mar,
y yo sentado en la arena, 
esperando la luna llena.
Te fuiste y me dejaste tu boca cerrada
tu silencio inoportuno,
tu nariz respingada,
Te fuiste y no me quedo otra que esperar,
la espera eterna,
el cuento sin terminar.
Te fuiste a la otra orilla,
caminando sin mirar atrás
te fuiste y te llevaste tus besos
te fuiste y me dejaste en los huesos,
aquí esperare, sentado en la arena
aquí moriré, muerto en la pena,
aquí volverás algún día volverás,
como vuelves cuando tienes sed
a beber de mi manantial, 
no te demores, tráeme tu boca.


Autor: Un Escribidor

miércoles, 15 de mayo de 2013

El comienzo de un ciclista urbano

Cada vez mas me gusta mas andar bicicleta y aunque el clima esta cambiando, para mi no es un obstáculo ya que amo el Otoño.




Escuchamos música con el celular, hoy iba un blues de fondo que nos acompaño en el viaje hicimos desde la casa a la estación de metro mas cercana.




La experiencia de salir de tu casa y pedalear por donde habitualmente hay tacos es muy reconfortante ya que el panorama de los buses con la gente apretada como ganado para llegar a sus trabajo o al colegio con el estrés del horario por cumplir y los prolongados tiempos de viaje hacen que esta ciudad no sea muy amigable.   Ojala y muchos mas se subieran a sus bicicletas e intentaran hacer sus viajes mas agradables el pasar por los paraderos atestados de gente y uno pasa pedaleando puedes entregar una sonrisa, se puede saludar o simplemente mirarse a la cara.




A cambiado mi manera de viajar en los buses también, ahora viajo y siento una envidia sana cuando veo a un ciclista pasar con la libertad que te genera el movilizarte por tus propios medios.




Mi hijo mas pequeño viaja junto a su papa en una silla para niños y aunque el disfruta el viaje siempre se queda dormido, debe ser relajante para el también.




Uno de nuestros últimos viajes en bicicletas fue con dos amigos, mi compañero de vida y uno de mis hijos mas grandes eramos cinco bicicletas y la gente nos miraba con agrado, fuimos a una feria de ciclistas y ahí me di cuenta que esto es una forma de vida.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...